miércoles, 27 de noviembre de 2013

La anemia.

La Anemia es una enfermedad de la sangre, en la cual esta presenta menos glóbulos rojos de lo normal.
También la falta de hemoglobina produce anemia, esta es la proteína rica en hierro a la que la sangre le debe su color rojo. La hemoglobina favorece el transporte de oxigeno desde los pulmones al resto del cuerpo a través de la sangre.

Los primeros y más comunes síntomas de Anemia son el cansancio y la pesadez.



La Anemia puede causarse por pérdida de sangre, deficiencia en la creación de glóbulos rojos, o la destrucción por alguna razón de estos últimos.
Estas causas pueden ser originadas por lesiones, enfermedades, problemas de salud o factores de otro tipo.
La Anemia tiene varios tipos, leves de fácil curación, otras se pueden prevenir con una dieta apropiada, otros con suplementos nutricionales, aun otras pueden ser mortales si no se detectan y tratan a tiempo.

La causa más común y fácil de corregir de la anemia es la mala alimentación.
La ingesta de carne favorece la absorción del hierro más que la ingesta de verduras, especialmente carnes rojas, así como el pollo, hígado, cerdo, pescado y mariscos.

Algunos alimentos que también son fuente de hierro son: Lentejas, frijoles blancos y rojos, huevos, maní, mantequilla de maní, ciruelas, uvas pasas y melocotones.
Se puede consumir hierro en forma de suplemento alimenticio.
Otro componente es el Ácido Fólico, este es una forma de la vitamina B que se encuentra en las comidas, es vital en la renovación de las células, indispensable en el embarazo para prevenir la Anemia y el buen desarrollo del feto. Contienen ácido fólico el pan, hígado, pastas, arroz fortificado, espinaca y otros vegetales de hojas verdes, frijoles y frutos secos.
Vitamina C: la vitamina C favorece la absorción del hierro. Aparte de las frutas cítricas tradicionales que contienen vitamina C están estos otros: kiwis, mangos, sandias y melones.
La vitamina B12 es normalmente administrada como complejos vitamínicos que la incluyen.
Y como es de costumbre una alimentación equilibrada es indispensable para tratar, prevenir y curar la Anemia. Debemos tener un buen control médico para saber qué tipo de anemia nos aqueja o no.