sábado, 2 de noviembre de 2013

Obesidad Infantil: Padres Indisciplinados.



La obesidad infantil está llegando a extremos alarmantes en varios países alrededor del mundo y se sigue extendiendo, algunas veces las causas son físicas, desordenes hormonales o glandulares, lo cual obviamente debe ser tratado por un médico idóneo, no descubrimos nada nuevo.

Pero cada vez más casos son producto de una mala alimentación, o malos “hábitos” de alimentación y sedentarismo, también hay casos de traumas emocionales que se manifiestan en la creciente necesidad de comer. En algunos casos la desidia paterna también resulta en un disparador de esta patología.
Como es esto? Estamos viviendo tiempos donde los padres están muy concentrados en trabajar para pagar las cuentas, tal vez hasta ambos padre y madre lo hagan, también vivimos en una sociedad que privilegia el “yo” y las necesidades personales por sobre lo demás, el desamor o la falta de preocupación hacen que estos niños suplanten el placer de ser abrazados o atendidos por sus padres con el placer de comer.
También hay casos donde los medios tecnológicos y la inseguridad de ciertos padres hacen un temible equipo dejando encerrado al niño en una burbuja, donde lo único que lo distrae es una golosina o comida chatarra, la cual fascina a cualquier niño, con el detalle que esa energía extra que estos alimentos proveen no son consumidos por el cuerpo, que pasa sentado en la pc, en la tv o jugando con alguna consola de juegos.
Muchos padres están convencidos que sus hijos están más seguros así que pululando por las calles caminando, corriendo o relacionándose con personas desconocidas.
Y tal vez tengan razón, aunque la naturaleza nos indica como en el caso de las aves que en algún momento no muy lejano de su niñez deben aprender a volar solos, el aire para un pichón es un terrible peligro, pero en su vida será el medio donde se desarrollara, que le pasaría a un ave que jamás deja el nido? Morirá devorado por un predador, o morirá cuando sus padres no puedan alimentarlo más. Piense en ese niño sentado frente a la tv o a la pc, e imagíneselo enfrentado a su propio jefe, o a su propia vida cotidiana, que diría usted? Esta listo?

O mejor ¿alguna vez lo estará?.

La actitud es muy importante en los hijos, precisamente la actitud de usted padre/madre, ¿tiene usted una conducta nociva como ejemplo? Quizás a usted no le preocupen esos kilos demás, pero ¿cómo lo ven sus hijos?
¿Cómo serán sus hijos en el futuro? Gran parte de los hijos seguirán el ejemplo de sus padres recuérdelo, su actitud, es lo que determinara lo que harán si usted no se preocupa por si mismo o por ellos, como lo harán ellos por si mismos o por sus propios hijos?


Fuente: Licenciada Alba Jiménez