sábado, 28 de diciembre de 2013

¿Como desfinflamar el viente/abdomen hinchado?

No se si a ustedes les ha pasado, pero luego de las recientes fiestas, estoy un poco más hinchada de lo normal, suele pasar si tenemos una rigurosa dieta alimenticia y se rompe de repente comiendo alimentos muy cargados. (como los que preparamos para la pasada Navidad). Me dí la tarea de hacer una lista de cositas que podemos hacer para solucionare este problema.



Hay una condición que, casi de forma automática, nos hace sentir más hinchadas y pesadas: que nuestro abdomen esté inflamado. Si acudimos a la báscula incluso ella denunciará los gramos de más. Por eso, una genial forma de sentirnos más livianas y delgadas es manteniendo nuestro estómago libre de molestias.
Para evitar la inflamación estomacal es importante favorecer nuestra digestión para no sufrir de estreñimiento y molestias. Una buena forma de hacerlo es aumentando la actividad física: correr, caminar, nadar y en especial hacer abdominales te ayudará en la tarea de conseguir un abdomen más plano y saludable.
Algunas sugerencias que ayudan a aliviar los síntomas son: eliminar de la dieta las bebidas que contengan gas. Aunque suele ser complejo si se está acostumbrado a las gaseosas, lo más conveniente es ir de a poco incorporando otros líquidos como zumos naturales o agua mineral. 

Otro detalle que no es menor es la rapidez con la que se mastica. Hay que ingerir los alimentos lentamente para evitar que entre más aire que el normal. Las infusiones son muy beneficiosas para contrarrestar los gases y las flatulencias. Se pueden consumir aquellas que son de menta o camomila. Disminuir el consumo de sal. 

Recetas caseras para desinflamar el abdomen: 

1. Colocar un saquito de té de anís y otro de hinojo en una taza y agregar agua caliente. No es necesario agregar azúcar. Se puede consumir hasta tres veces al día. 

2. Mezclar en un litro de agua cinco hojas de laurel y una rama de canela. Dejar hervir durante tres minutos. Dejar reposar hasta que la infusión esté tibia. Consumir dos veces al día. 

3. Mezclar media taza de zumo de zanahoria con media taza de cebolla, más media taza de piña. Beber cuatro o cinco vasos al día. 

4. Hervir repollo y una vez esté cocido, licuar el líquido y beberlo. Se aconseja no comer el repollo crudo ya que puede empeorar la situación.