viernes, 30 de agosto de 2013

La dieta del Astronauta.


Comencemos por advertir que la presente dieta o régimen es considerado altamente hipocalórico (quiere decir que incorpora muy pocas calorías) y, por lo tanto, nada fácil de seguir de seguir, y quien decida encararlo debe estar monitoreado por un médico y un nutricionista. 


Hace unos dias en uno de mis programas mexicanos favoritos vi el cambio físico de una cantante y presentadora se ve saludable no flaca y muy bien, le preguntaron como bajó así sin escándalo, sin pausa y de manera tan eficaz, ella mencionó "la dieta del astronauta", 

Derivada de un régimen elaborado por la NASA, la dieta de los astronautas tiene como objetivo maximizar la ingesta de alimentos. Veamos detalladamente este método adelgazante venido del espacio. 



Esto es debido a las numerosas carencias que sufre quien lo hace, pues su cuerpo está acostumbrado a alimentarse de otra manera.

Es cierto que provoca bajas de peso muy grandes, pero si no se está asistido por un especialista, aquel que lo quiere llevar a cabo puede ser víctima de crisis o shocks. No es una dieta simple y corriente donde se modera la ingesta de alimentos, se prohíben algunos como los azúcares, harinas, etc. y hacer ejercicios moderados. 

Esta dieta, de verdad diseñada por los médicos de la NASA es para aplicar a hombres de físicos privilegiados que van a enfrentar situaciones que pocas veces les tocará vivir a algún otro mortal.

A pesar de no ser exclusivo de los “hombres del espacio”, este régimen lleva su nombre desde finales de los años 60 al tratarse de un plan nutricional elaborado por la NASA para todos los trabajadores de las misiones espaciales. 

Este régimen tenía como función evitar los problemas gástricos derivados del estrés permanente al que se enfrentaba este personal especializado. Los astronautas propiamente dichos necesitaban, además, recuperar el máximo de energía para poder llevar a cabo un entrenamiento intensivo.



Las reglas del Régimen de los Astronautas
El régimen de los astronautas se basa en una serie de reglas sencillas:
Beber como mínimo 2 litros de agua diarios (en forma de café o de infusiones si se quiere) 
No utilizar aceites, ni mantequilla ni margarina
Nada de azúcar, en cualquiera de sus formas. Ocasionalmente se permiten edulcorantes artificiales
No comer ni más ni menos de lo indicado
No remplazar un alimento por otro
La duración del régimen es de 13 días. Dejar pasar 2 semanas antes de repetirlo.

Un ejemplo de semana con el Régimen de los Astronautas:

LUNES
Desayuno: café.

Comida: 3 huevos duros y un tomate.

Cena: 1 bife a la plancha (200 g. cocinado) y una lechuga.

MARTES
Desayuno: café o té.

Comida: 1 bife de carne a la plancha (200 g) y una lechuga.

Cena: jamón cocido sin grasa (150 g) y 1 yogur desnatado.

MIERCOLES
Desayuno: café o té y 1 tostada.

Comida: ensalada de tomate y apio y 1 mandarina o naranja.

Cena: 2 huevos duros, jamón cocido sin grasa (100 g) y lechuga.

JUEVES
Desayuno: café o té y 1 tostada.

Comida: 1 huevo duro, 3 zanahorias ralladas y jamón cocido sin grasa (150 g).

Cena: macedonia de frutas y 1 yogur desnatado.

VIERNES
Desayuno: café o té y 1 tostada.

Comida: pescado al vapor (200 g) y 1 tomate.

Cena: 1 bife de carne a la plancha (250 g).

SABADO
Desayuno: café o té y 1 tostada. 

Comida: 1/4 de pollo (cocido sin la piel y con limón) y lechuga.

Cena: 2 huevos duros y un bol de zanahorias ralladas.

DOMINGO
Desayuno: café o té.

Comida: 1 bife de carne a la plancha (250 g) y 1 naranja.

Cena: a elegir entre una de las cenas ya propuestas.

Aviso: Este régimen no solamente es elevadamente hipocalórico y difícil de seguir, sino que además produce ansiedad causada por el hambre y debe estar controlado por médicos especialistas que apuntalen psicológicamente a aquel que debe seguirlo. 
.

¿Cuánto tiempo?

No crea en esos regímenes sobre los que aseguran su efectividad en pocos días, por ejemplo: ¡Baje seis kilos en una semana! Eso es imposible, y luego lo más difícil es mantenerse, porque los subibajas del peso son muy perjudiciales.

No improvise: 
si le dijeron que comer huevos duros no engorda no pase a alimentarse de huevos duros exclusivamente, su organismo va a reaccionar con alguna enfermedad o simplemente ataque de hambre.

Ojo con las señalesSi le dijeron que los vegetarianos -o veganos- no tienen problemas de peso no trate de volverse vegetariano de golpe o por dos meses porque se acerca el verano porque va a sentir que su cuerpo comienza a enviarles distintos tipo de señales que pueden terminar en el médico.