miércoles, 27 de noviembre de 2013

¿Bypass Gastrico, es una opción?

La obesidad es un problema muy actual, se dice que comemos de más, pero también sucede que no gastamos energías, estamos en un mundo donde el esfuerzo esta desacreditado, la conjunción entre la mala alimentación y el sedentarismo, produce una de las más dañinas patologías, la obesidad.

Una solución rápida y efectiva en principio es el llamado bypass gástrico.
¿En qué consiste el procedimiento? La intención es reducir el tamaño del estómago y que los alimentos pasen de este estomago más pequeño directamente al intestino.
El estómago queda dividido en dos partes, una pequeña de hasta 50cc, que es la que recibirá las pequeñas cantidades de alimento desde la boca.
La segunda parte será el “resto” del estómago que seguirá funcionando, secretando jugos y comunicado normalmente con el hígado y el páncreas.
Una segunda parte de la intervención consiste en hacer un “puente” en el intestino, para que los jugos del hígado y páncreas se junten con la comida a de unos 75 a 200 centímetros del estómago, para que no se absorba gran parte del alimento que se ingiere. Se secciona el intestino y se une al pequeño estomago del que ya habíamos hablado, y se empalma entre los 75 y 200 cm que habíamos dicho. Con la dramática disminución del alimento que procesamos la reducción de peso es muy exitosa. Por sus características riesgosas esta intervención no puede realizarse en cualquier paciente. Existen riesgos en esta operación como en toda cirugía, pero agravados por la obesidad del paciente.
El post operatorio es relativamente corto, con una internación de unos 5 días, reposo por unos 7 días más y cuidados específicos durante algún tiempo después de la operación.
Hay alimentos seleccionados que usted no podrá comer, ni alimentos ni bebidas azucaradas, no deberá consumir aceites o grasas, alimentos fritos, evitar el consumo de alcohol porque no contiene nutrientes sino solo calorías. Se recomienda beber líquidos solo media hora después de comer. Masticar veinte veces la comida antes de tragarla, deje de comer si nota que está lleno. El bypass gástrico es una buena opción pero requiere de nuestro esfuerzo y disciplina.
Una pregunta valida es: ¿si no he podido controlar mis hábitos alimenticios y de actividad física, por lo cual necesito dicha intervención, como sé que llevare disciplinadamente las recomendaciones post operatorias? La decisión es suya, pero amigo/a la fuerza de voluntad no se compra en la web, si tiene que esforzarse ¿no debería ser mejor antes de someterse a riesgos tan altos?