martes, 3 de septiembre de 2013

¿GORD@ yo?



Como reza el nombre de este blog, ¿gord@ o delgad@?
¿Cuál es la opción?¿hay opción?
Propongo responder con una sola palabra “saludable”.
¿Es simplificar mucho el tema?
La verdad no creo que sea simplificarlo, a veces la obesidad o la extrema delgadez tienen una causa física u hormonal.
Eso obviamente debe controlarlo un médico especialista.
Aquí os vamos a centrar en la eterna discusión de mujeres y hombres, medianamente sanos.
Muchas veces la actitud que mostramos en  la vida es lo que nos lleva a un grado de obesidad que no podemos controlar, antes de ver lo que nos sobra (kilos) debemos ver nuestras carencias. ¿Cómo? si así como lo lees, debemos ver que está pasando en nuestra vida, si nos falta amor, detengámonos en la falta de amor, no quiere decir que estemos solteros o separados, podemos estar casados en pareja, con hijos y así mismo sentir falta de amor.
¿Cómo es posible? Bien a veces nuestra educación o enseñanzas en la vida nos hacen hoscos o retraídos, y no somos capaces de expresar el amor o los sentimientos en su medida exacta.
Y como la verdad universal, “no recibimos lo que no damos”, esto se vuelve un círculo vicioso, no damos amor, no recibimos amor.

¿Qué tiene esto que ver con mis kilos de más?
Mucho, la comida produce una sensación de satisfacción que funciona como substituto de lo que en realidad necesitamos, un abrazo, una palabra de cariño, un beso.
Otra parte en este problema es la pérdida de autoestima, muchas veces una persona entrada en kilos es ridiculizada o rebajada o hasta excluida de su entorno, por ejemplo tu grupo de amigos va a la playa se divierte goza, pero vos te quedas escondido/a del sol, por excusas variadas, me hace mal el sol…claro tienes una vida sedentaria y jamás estas al sol, cuando lo haces la piel reacciona al nuevo entorno y eso te produce molestia…
Te cansas rápidamente por el lastre en tu cuerpo, que esta diseñado para moverse ágilmente con una cantidad de peso x, pero tiene muchos más de lo previsto por lo cual no es tan ágil,
Otra razón y a mi entender la principal es la propia inconformidad, si bien los demás nos juzgan mal como he dicho antes, nosotros nos juzgamos aun peor.
La clásica frase “me tiene que querer como soy” ¿se ajusta a nosotros?¿Nos queremos como somos?
Sea cual sea la respuesta a la pregunta por favor respóndela para ti mismo, piensa en tus actitudes, en las respuestas.
Lo que nos pone saludable no es una dieta específica, ni es un ejercicio personalizado, es nuestra salud mental, no podemos estar saludables si no sabemos cuáles son nuestros problemas. Conocernos a fondo es el principio de la sanación de la mente.

Y en una mente sana, un cuerpo saludable.